El molinillo de café


0

El café lo comprábamos en grano. Tostado. Abrías el paquete y nos encantaba el olor que salía de allí dentro. Luego lo molíamos en casa, en nuestro molinillo. A los niños nos gustaba moler el café en esos molinillos. El ruido de los granos desmenuzándose. Vuelta y vuelta y más vueltas.  

Después abrir el pequeño “cajoncito” y dárselo a mamá para que lo pusiera en la cafetera., muy orgullosos de todo nuestra fuerza.

Guardar

Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments