Reloj de juguete EKO


0

Levantábamos poco del suelo, pero con nuestro reloj nos sentíamos como los mayores. Mirábamos la hora y decíamos la primera que se nos ocurría.

¡Las 8 y media!

Imposible.

Guardar

Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments